Agencias gubernamentales nuevamente discriminan a personas con TPS; niegan renovación de permisos

Por Nelson A. Castillo |
29 Ene. 2012 |
Por Nelson A. Castillo
29 Ene. 2012

Un grupo de hondureños que están bajo el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) en Indiana me contactó hace unos días para avisarme que les están negando la renovación de sus licencias de conducir porque sus documentos muestran fecha de vencimiento del 5 de enero del 2012. Esta es la fecha en que concluye la anterior extensión del TPS para hondureños y nicaragüenses.

Pero en noviembre del 2011, el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos autorizó la extensión del TPS para hondureños y nicaragüenses otros 18 meses – del 5 de enero del 2012 hasta el 5 de julio del 2013, automáticamente extendiendo la validez de sus documentos hasta el 5 de julio del 2012 mientras que se procesan sus solicitudes de reinscripción.  Esto significa que aunque documentos de autorización de empleo o licencias de conducir indiquen una fecha de expiración del 5 de enero del 2012, continúan siendo válidas por ley  hasta el 5 de julio del 2012.

El Sr. Wilder Aparicio y varios de sus familiares en Indiana me llamaron porque descubrieron que yo había ayudado con éxito a otras personas que habían pasado por lo mismo en el 2010 y querían saber qué podían hacer ellos para resolver su problema en Indiana.  Ahora los estaré ayudando a ellos también.

Wilder está desesperado porque trabaja de camionero.  Sin una licencia válida, no ha podido trabajar desde hace más de tres semanas y ha perdido miles de dólares en ingresos.  Cuando fue a renovar su licencia de conducir comercial a la Oficina de Vehículos Motorizados (BMV, siglas en inglés) de Indiana se la negaron, a pesar que llevó la notificación oficial del Departamento de Seguridad Interna indicando que habían extendido su permiso de trabajo automáticamente por seis meses hasta el 5 de julio del 2012. Según me cuenta Wilder, le dijeron que parecía falsa.

Les expliqué que se supone que el gobierno federal haya notificado a todas las agencias gubernamentales estatales de la extensión del TPS y haya dado instrucciones de aceptar los documentos extendidos y como tramitar y procesar la entrega de nuevas licencias y permisos de trabajo.  Sin embargo, hay personas que evidentemente no han sido debidamente entrenadas y erróneamente niegan aceptar los documentos de personas con TPS extendidos.

Si a usted le está sucediendo algo similar, esto es lo que debe hacer:

1.  Imprimir el anuncio oficial de la extensión del TPS para hondureños y llevarlo a la oficina donde tiene que renovar un permiso. Para hondureños lo puede encontrar haciendo clic aquí.

2.  Lleve su permiso actual de trabajo bajo el TPS y evidencia que ya se reinscribió para el TPS.

3.  Lleve su carta de aprobación de la extensión del TPS si su caso ya fue aprobado.

Si aún así se niegan a renovarles un permiso, hagan lo siguiente:

1.  Mantener la calma en todo momento.

2.  Pida hablar con un supervisor para mostrarle la documentación que ha llevado y explíquele que por ley deben aceptar sus documentos.

Si el supervisor se niega a ayudarlo:

1.  Apunte el nombre de la persona que se negó realizar su trámite.

2.  Apunte la dirección de la oficina donde se negaron a ayudarlo.

3.  Llame a la Oficina del Consejero Especial para Prácticas Injustas de Empleo Relacionadas a la Condición de Inmigrante del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) para presentar una queja.  Ellos le ayudarán a resolver el problema.  Llame al siguiente número: 1-800-255-7688.

Durante el período de reinscripción al TPS anterior, el DOJ tuvo que intervenir para ayudar a personas en todo el país a quienes se les habían negado renovaciones de permisos y otros beneficios y que habían sido sujetos a actos de discriminación por agencias gubernamentales.  Si hace clic aquí podrá ver una lista del tipo de casos que ayudaron  a resolver.  Por el momento, el DOJ solo ofrece la lista en inglés.

La lista de casos en que intervino el DOJ es solo una pequeña muestra.  Hay miles de personas que desconocen que el DOJ puede ayudarles.  Si no saben que existe un número para llamar y pedir ayuda, significa que nunca reportaron sus casos.

Así fue con el grupo de hondureños en Indiana.  Por eso me llamaron a mi para ayudarles.  Pero es importante que la gente sepa que sí tienen recursos con el gobierno federal.

Lo que le está sucediendo a los hondureños en Indiana puede estar afectando a otras personas con el TPS en otras partes del país, y es una alerta que posiblemente le volverá a afectar a salvadoreños alrededor del país si no obtienen su nuevo permiso de trabajo a tiempo.

Por eso, es importantísimo que los salvadoreños se reinscriban lo más pronto posible.  No esperen hasta último momento, que después podrían enfrentar complicaciones innecesarias.

¿Te ha gustado la lectura?

0 comentarios