Iniciarán expansión del perdón provisional a ley del castigo

Por Nelson A. Castillo |
25 May. 2016 |
Por Nelson A. Castillo
25 May. 2016

¡Buenas noticias! Diferentes categorías de inmigrantes y familiares de residentes permanentes serán elegibles para solicitar un perdón provisional a la “ley del castigo” dentro de los Estados Unidos en pocas semanas.

Este es uno de los beneficios de la propuesta para modificar los requisitos para solicitar un perdón provisional a la “ley del castigo” que se presentó en julio del 2015.

Tras evaluar las modificaciones y los comentarios del público, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS, siglas en inglés) pronto publicará la regla final que aprueba la propuesta que amplía quiénes son elegibles.

En estos momentos el DHS está finalizando el proceso para que se implementen los cambios. Se estima que las modificaciones al perdón provisional a la “ley del castigo” entrarán en vigor a fines de junio del 2016.

En esta gráfica pueden ver las fechas del proceso para la modificación del perdón provisional a la ley del castigo. El 22 de julio del 2015 fue cuando se presentó la propuesta. El 21 de septiembre se cerró el periodo para comentarios públicos. La regla final se publicará en mayo y se implementará en junio (no indica fechas exactas, solo los meses.)

En esta gráfica pueden ver las fechas del proceso para la modificación del perdón provisional a la ley del castigo. El 22 de julio del 2015 fue cuando se presentó la propuesta. El 21 de septiembre se cerró el periodo para comentarios públicos. La regla final se publicará en mayo y se implementará en junio del 2016 (no indica fechas exactas, solo los meses.)

La “ley del castigo” penaliza a ciertos inmigrantes indocumentados por vivir ilegalmente en los Estados Unidos, y dependiendo cuánto tiempo han permanecido en el país, les prohíbe regresar por 3 ó 10 años.

Se puede pedir un perdón a la «ley del castigo» dentro o fuera de los Estados Unidos. Cuando el perdón se pide dentro de los Estados Unidos, la solicitud se llama «perdón provisional a la ley del castigo».

Hasta la fecha, sólo familiares inmediatos indocumentados (cónyuges, padres e hijos solteros menores de 21 años) de ciudadanos estadounidenses pueden solicitar el perdón provisional a la “ley del castigo” dentro de los Estados Unidos.

Para que le aprueben el perdón, el inmigrante debe demostrar que causaría dificultad extrema (extreme hardship, en inglés) a su cónyuge o padre ciudadano estadounidense si le niegan la residencia permanente.

Todos los demás inmigrantes tienen que viajar y solicitar el perdón fuera del país, corriendo el riesgo de no poder regresar si se lo negaban. Pero esto cambiará una vez que entren en vigor las modificaciones a los requisitos para solicitar el perdón provisional a la ley del castigo.

La ventaja de pedir el perdón provisional dentro de los Estados Unidos es que el inmigrante sabe de antemano si le aprobarán el caso. Al recibir la aprobación del perdón provisional a la ley del castigo, pueden salir del país para solicitar una visa de inmigrante en el consulado de Estados Unidos en su país de origen y regresar a los Estados Unidos al ser otorgada la visa.

Quiénes se beneficiarán con la expansión del perdón provisional a la ley del castigo

Los nuevos términos permitirán a todo extranjero elegible solicitar el perdón provisional a la ley del castigo, incluyendo:

1. Personas seleccionadas por el Programa de Visas de Diversidad (lotería de visas), incluyendo derivados.

2. Petición de Familiares Inmediatos de ciudadanos estadounidenses (cónyuges, padres e hijos solteros menores de 21 años).

3. Petición de Familiares por Preferencia, incluyendo derivados. Los tipos de preferencia familiar son los siguientes:

* Primera preferencia: hijos solteros, mayores de 21 años, de ciudadanos estadounidenses.

* Segunda preferencia A: esposos de residentes permanentes e hijos solteros, menores de 21 años, de residentes permanentes de Estados Unidos.

* Segunda preferencia B: hijos solteros, mayores de 21 años, de residentes permanentes de Estados Unidos.

* Tercera preferencia: hijos casados, de ciudadanos estadounidenses, sus esposos e hijos solteros, menores de 21 años.

* Cuarta preferencia: hermanos de ciudadanos estadounidenses, sus esposos e hijos solteros menores de 21 años.

4. Peticiones de Trabajadores Inmigrantes Extranjeros, incluyendo derivados. Los tipos de preferencia de empleo son los siguientes:

* Primera preferencia (EB-1): trabajadores de prioridad.

* Segunda preferencia (EB-2): profesionales con títulos avanzados y personas de habilidad excepcional.

* Tercera preferencia (EB-3): trabajadores especializados, profesionales y trabajadores no calificados.

* Cuarta preferencia (EB-4): ciertos inmigrantes especiales.

* Quinta preferencia (EB-5): inversionistas inmigrantes.

5. Viudo(a) o Inmigrante Especial, incluyendo derivados.

Los cambios también extenderían el perdón provisional a la ley del castigo a extranjeros elegibles que solicitan visas de inmigrantes si pueden demostrar que causaría dificultad extrema a su cónyuge o padres que sean residentes permanentes de Estados Unidos si le niegan la residencia permanente.

Borrador formulario I-601A

El borrador del nuevo Formulario I-601A, “Application for Provisional Unlawful Presence Waiver” (en inglés), muestra las categorías adicionales en la Parte 3. También muestra el agregado de padres y cónyuges de residentes permanentes (LPR parent, LPR spouse) en la Parte 4 como parientes calificado para demostrar extremo perjuicio.

Advertencia

Como la propuesta aún no entra en vigor, por favor, no envíen ninguna solicitud pidiendo un perdón provisional a la ley del castigo bajo los nuevos criterios propuestos por el DHS.

También, recuerden que todo solicitante de un perdón provisional a la ley del castigo no puede haber cometido otra falta que lo haga inadmisible para emigrar a los Estados Unidos.

Por favor compartan esta información y consulten con un abogado de inmigración antes de comenzar el trámite para la residencia permanente para estar seguro que llenan todos los requisitos.

 

 

¿Te ha gustado la lectura?

0 comentarios