Cifra récord: deportan a casi 410.000 en el último año

Por Nelson A. Castillo |
21 Dic. 2012 |
Por Nelson A. Castillo
21 Dic. 2012

El gobierno del Presidente Barack Obama deportó a 409.849 personas durante el año fiscal 2012 (octubre 2011 – septiembre 2012), casi 13.000 más que el año anterior.  Esto, a pesar que a mediados del 2011 anunció que suspendería la deportación de 300.000 inmigrantes indocumentados en proceso de ser removidos del país mientras hacían una evaluación de cada caso para enfocar esfuerzos en casos de alta prioridad.

En agosto del año pasado, John Morton, el director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) aseguró que su agencia se dedicaría a la expulsión de criminales convictos y aquellos que puedan ser una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública.

Según las cifras reveladas hoy por ICE, de las 409.849 personas deportadas, 225.390 – un poco más de la mitad – fueron declarados culpables de delitos graves o delitos menores.  Estos son algunos de los números de extranjeros sentenciados según los delitos en el año fiscal 2012:

Homicidio:                                                            1.215 extranjeros

Delitos sexuales:                                                 5.557 extranjeros

Delitos relacionados con drogas:               40.448 extranjeros

Conducir bajo influencia (intoxicados):   36.166 extranjeros

 

A comparación, en el año fiscal 2011, ICE deportó a 396.906 personas, de las cuales 216.698 fueron declaradas culpables de cometer crímenes o delitos, incluyendo:

sentenciados por homicidio:                                         1.119 extranjeros

sentenciados por delitos sexuales:                              5.848 extranjeros

sentenciados por delitos vinculados con drogas:  44.653 extranjeros

sentenciados por conducir intoxicados:                  35.927 extranjeros

 

Como podemos ver, hubo un aumento en el número de deportaciones del 2011 al 2012 – después de que se hubiera anunciado el uso de «discreción procesal» para evaluar casos y procesar más rápidamente a indocumentados con antecedentes penales graves.

Además de presentar su informe del número de deportados en el año fiscal 2012, ICE emitió una nueva guía nacional para la emisión de notificaciones que requieran la colaboración de agencias de policía locales en la recopilación de información sobre indocumentados y asistencia para su detención. Esta guía  restringe el uso de órdenes de detención contra las personas detenidas por delitos menores, como infracciones de tráfico, para dedicar los recursos disponibles a aprehender a criminales convictos, delincuentes en serie y otras prioridades de ICE.

ICE también anunció que no renovarán acuerdos con agencias de policía estatales y locales para el polémico programa migratorio 287(g), que les permitía realizar labores de inmigración.

ICE considera que otros programas, como Comunidades Seguras, son un uso más eficiente de sus recursos para concentrarse en casos de alta prioridad.

¿Te ha gustado la lectura?

0 comentarios