Madre indocumentada gana juicio civil

Por Nelson A. Castillo |
29 Abr. 2011 |
Por Nelson A. Castillo
29 Abr. 2011

Un juez federal dictaminó que los derechos civiles de Juana Villegas fueron violados cuando las autoridades carcelarias la mantuvieron esposada a una cama durante las etapas finales de su trabajo de parto y su recuperación post-parto.  El Juez de la Corte de Distrito de EE.UU. William Haynes Jr. ahora deberá fijar una audiencia para determinar la compensación por daños y perjuicios contra el gobierno metropolitano de Nashville y la Oficina del Sheriff del Condado de Davidson en Tennessee.

En julio del 2008, cuando Juana tenía 9 meses de embarazo, fue detenida durante una parada de tráfico por la policía de Nashville por conducir imprudentemente, no tener licencia de conducir, y porque no tenía seguro de auto. Al verificarse que Juana estaba ilegalmente en el país y que previamente había sido deportada, la llevaron a la cárcel del Condado de Davidson, donde dió a luz 2 días después de su arresto.  Durante su trabajo de parto permaneció esposada a una cama, la separaron de su hijo recién nacido durante 2 días, y no le permitieron tener en su celda un extractor de leche que utilizan las madres lactantes.

Expertos de la oficina del Sheriff  justificaron el uso de los grilletes durante los partos argumentando que existía el peligro que inmigrantes indocumentados huyan y participen en actividades ilegales.  Contrario a ese testimonio, en su decisión de este pasado miércoles 27 de abril, el juez Haynes falló que Juana no era «ni un riesgo de fuga ni un peligro para nadie».  En documentos presentados ante la corte, el personal médico testificó que le pidieron a los agentes del sheriff que le quitaran a la embarazada las esposas.

El caso de Juana Villegas hizo que la oficina del sheriff cambiara su política de restricción de mujeres embarazadas.  Según lo que funcionarios le dicen a la prensa, ahora solamente esposan a mujeres embarazadas durante el proceso de transporte de un lado a otro, o si hay una amenaza creíble de que intenten escaparse.

Aunque Juana ganó este juicio civil, no significa que podrá permanecer en los Estados Unidos.  Queda pendiente su caso ante las autoridades de inmigración.

El diario The Tennessean tiene el video de cuando Juana fue detenida durante una parada de tráfico.  Puede verlo aquí.

¿Te ha gustado la lectura?

0 comentarios