Violan derechos de niña ciudadana, hija de indocumentados

Por Nelson A. Castillo |
28 Mar. 2011 |
Por Nelson A. Castillo
28 Mar. 2011

Lo que le sucedió a Emily Ruiz – una ciudadana norteamericana – es una verdadera vergüenza.  La niña de 4 años estaba en un vuelo de Guatemala a Nueva York, que debido a inclemencias del tiempo, fue desviado a Washington, D.C.  Al aterrizar, agentes de aduana le negaron la entrada al abuelo por tener en su historial un problema de inmigración.  Y a la pequeña la tuvieron detenida solita durante horas.  Cuando el padre de la niña, que es indocumentado, se enteró del paradero de Emily, contactó a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU. (Customs and Border Protection, CBP), para averiguar cómo recuperar a su hija.  El Sr. Leonel Ruiz asegura que los agentes le dijeron que sus únicas opciones eran que la niña fuera entregada a la custodia del estado de Virginia o ser regresada a Guatemala.  Según el Sr. Ruiz, los agentes nunca le dijeron que podía ir a buscar a la niña él mismo.  Temeroso que pusieran a Emily en adopción, prefirió que la niña regresara a Guatemala junto a familia.

Esto jamás debería haber ocurrido.  Estos agentes violaron los derechos de la niña. Antes que nada, Emily es ciudadana estadounidense y tiene derecho de entrar y permanecer en el país que la vio nacer, independientemente del estatus legal de sus padres. Además, es una niña menor de edad, por lo que las autoridades deberían haber obrado en beneficio de la pequeña.  Esa es su responsabilidad – y no cumplieron con ella.

Para hablar del tema, fui invitado al canal de Telemundo en Los Ángeles.  Aquí está la entrevista.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=I6gUTstJ6FI]

Si bien el padre y la madre de la niña son indocumentados, ésto no debería haber impedido que pudieran reunirse con su hijita.  Claro que era posible que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, siglas en inglés) detuviera al padre cuando fuera a buscar a su hija, pero según un memorando redactado a principios de marzo por John Morton, el director de ICE, la categoría de indocumentado bajo la cual se encuentra el Sr. Ruiz, si es que no haya tenido ningún problema con la ley, no está dentro de las prioridades de la agencia para una deportación.  Se le hubiera dado prioridad al hecho que él era el sustento de una ciudadana norteamericana, y por lo tanto, agentes de ICE hubieran tenido que usar la debida discreción y consultar con superiores para determinar que hacer con el padre de Emily.

Lo clave y lamentable de esta situación es que el abuelo tenía problemas con su visa y aún así viajó fuera del país.  Si bien el problema del abuelo era viejo – aparentemente una infracción inmigratoria de la década de los 90 – estas jamás se borran del expediente de inmigración, por lo que nunca se debe salir del país sin antes consultar con un abogado.  El resultado de no consultar con un abogado en este caso: el abuelo no puede regresar a los Estados Unidos y la niña seguramente vivió una situación traumática.

Por favor, si usted o algún familiar tiene intenciones de viajar fuera del país y alguna vez ha tenido algún tropiezo con la ley o inmigración, por más pequeño e insignificante que parezca, consulte con un abogado para asegurarse que no tendrá problemas para regresar a los Estados Unidos.

¿Te ha gustado la lectura?

0 comentarios